Home » Consejos » Cómo decirle a tu mejor amiga que sus hijos son malcriados

Cómo decirle a tu mejor amiga que sus hijos son malcriados

 

silSabemos que no eres ni serás la única que ha pasado por esto: ¡No soporto a los hijos de mi mejor amiga! ¿Qué puedo hacer? Se dice que quien es madre, tiene la capacidad para ser madre de todos los niños del mundo, pero hay casos de niños, que ni sus propias madres pueden serlo.

No siempre es el mal comportamiento, a veces es la arrogancia, la malcriadez, el llanto o la falta de tacto con nuestros hijos, lo que hace que los hijos de otros sean insoportables.
Hay una estrecha amistad con tu amiga y por ello es muy difícilTu amiga y tu han tenido una larga amistad desde la universidad. Quizás compartieron un tiempo en una misma habitación, o pasaron dificultades económicas juntas. Superaron juntas romances fallidos dándose consejos y apoyo, viajaron juntas, pasaron por miles de trabajos distintos, quizás matrimonio, o quizás también el divorcio.

Se trata de una amistad tan cercana que quizás cada una fue dama de honor en la boda de la otra, y no lo dudo que se amen mucho y sin duda alguna serán amigas hasta que envejezcan y mueran. Pero enfrentan una difícil situación

Los hijos de tu amiga quizas sean son un demonio en forma humana, hasta puede haber gente que no los soporte. Hay ocasiones que suelen ser bastante molestos, de muy mal temperamento y no muestran ningún tipo de empatía por quienes los rodean.

Cada una tiene distintas formas de criar a sus hijos, lo cual me parece correcto. Nunca debes de pensar que tu forma de crianza sea la correcta y la suya no.

Tu amiga puede tener un enfoque más relajado, el cual podría funcionar en niños con temperamento más dócil, algo que no sucede en el caso de los niños con temperamento fuerte quienes siempre están enojados e ignoran a su madre.

Cuando los hijos de tu amiga jueguen con los tuyos normalmente habrá constantes gritos, violencia física como empujones, pellizcos, bofetadas e incluso patadas, así como insultos: todo un gran dolor de cabeza.

Encima de ello, alguna de las dos sólo les dirán a sus hijos de forma totalmente tranquila: “realmente no deberían golpear a los demás”, y esto suena como una simple sugerencia y no como una llamada de atención.

 

Alguna vez te tocará o le tocará a ella decir que su hijo no empujen a tu hijo y se ignorarán como si no estuvieran allí.  Luego de este tipo de visitas, al regresar a casa es inevitable que sus hijos se horroricen con los relatos de todas las cosas malas que estos demonios les hicieron y dijeron mientras estuvieron allí.

Por ende tratarás de encontrar alguna forma para lograr que todo esto funcione pero finalmente siempre terminarás preguntándote ¿Por qué tengo que someter a mis chicos a esta constante tortura simplemente porque mi amiga no se encarga de disciplinar a sus hijos?

Serás honesta y te dirás que no te gustan ni un poco estos niños y no tendrás el mínimo deseo de pasar tiempo con ellos. Teniendo en cuenta tomarás la decisión de no visitar más a tu amiga, lo mejor será que le sugieras a tu amiga escaparse del trabajo para almorzar en la semana o salir solas a tomar algo en alguna parte y así podrás hablar bien con ella.

Una amistad verdadera es inquebrantable : dile que añoras los viejos tiempos y recuerden cómo eran sus vidas antes de tener hijos. Eso les funcionará bastante bien.

Hablen sobre lo bien que les está yendo en su vida y los problemas que tiene con otros padres porque no permiten que sus hijos jueguen con los de ella.

Yo sonrío y asiento con la cabeza y sólo me limito a escuchar. ¿Cómo puedes decirle a alguien que sus hijos son insoportables? ¿Por qué lo harías? Estoy completamente segura de que mi amiga y su esposo están haciendo lo mejor en su trabajo de padres.

Ten la seguridad de que tu amiga, te entiende, te respeta y te valora; pero toma en cuenta que este puede ser un tema muy delicado. La recomendación, en estos casos es que trates de evaluar a fondo la situación, porque a veces las cosas no pueden ser tan graves como parecen.

Lo más conveniente es no hablar mal a una madre de su hijo, pues aunque parezca una cuestión de sinceridad, esto puede ser muy doloroso para la madre.

Los padres somos complicados con respecto a los niños, por eso lo mejor es prevenir; si es posible evita encuentros prolongados y de ser necesario aléjate hasta que el pequeño esté lo suficientemente maduro.

No hay motivo que valga para terminar con una bonita amistad.

De seguro los hijos de tu amiga serán personas decentes en el futuro, pero mientras llega ese momento no vas a querer que tus hijos estén cerca de ellos, mientras pasan por esta transición en la que aún están aprendiendo a ser parte de la sociedad.

¿Y tú qué opinas, has pasado por una experiencia similar?

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*