Home » Consejos » 10 Cosas que le pasan a tu piel si no la proteges del sol durante el invierno

10 Cosas que le pasan a tu piel si no la proteges del sol durante el invierno

 

Aunque en invierno no es muy común que te expongas al sol y que por el clima frío pienses que no debes proteger tu piel, ¡estás muy equivocada!

 

También en invierno los rayos del sol pueden lastimar tu cutis. Checa estas razones para protegerte del sol:

1. La razón más importante de proteger tu piel del Sol es que no importa que tipo de piel tengas, ni cuánto tiempo estuviste expuesta al sol, si no proteges tu piel las quemaduras, pueden terminar en cáncer en la piel. Es un hecho que la mayoría de las personas que sufren de este tipo de cáncer fue por quemaduras de sol que tuvieron antes de los 20 años, edades donde suelen preocuparse menos por eso. Además, no tienes que poner tu piel directo al sol para que te afecte, con el mismo reflejo y resolana, tu piel se puede lastimar.

2. El melanoma, es el tipo de cáncer más serio que se da en la piel; aunque suele ser más propenso en gente adulta, las estadísticas dicen que en gente de menos de 30 años es más propenso a este tipo de cáncer en la piel que cualquier otro y sobre todo en mujeres.

3. Probablemente esta es una de las razones por las cuales no vas a estar preocupada en este momento, pero cuando no cuidas tu piel del Sol eres más propensa a que las arrugas aparezcan cuando eres más joven; envejeces más rápido porque los rayos UV desgastan las células que protegen naturalmente tu piel del sol, ¡ayúdalas con un poco de bloqueador!

 

4. Las manchas solares aparecen en tu piel, sin manera de poder quitarlas y pudieron haber sido prevenidas fácilmente con un protector solar.

5. El sol no sólo puede afectar a tu piel, también puede generar problemas en los ojos como cataratas; es importante que al igual que proteges tu piel, cuides completamente de tu cuerpo. Así que ya sabes los lentes no sólo son un complemento a tu look, procura comprar unos que tengan protección a los rayos UV.

6. Si eres de las que suele broncearse o quemarse con el sol con facilidad, es importante que uses bloqueadores fuertes; ya que tu piel es más sensible a que los rayos UV dañan las células que tienen melanina (sustancia que protege la piel) y eso genera que pueda haber una daño interno más fuerte en tu piel.

7. Al dañar los rayos del sol las células de tu piel, también dañan las que se encargan de prevenir enfermedades de piel contagiadas.

8. Tu piel se deshidrata, porque las células quemadas tienen que ser reemplazadas por nuevas células y eso hace que se pierda la humedad y aceites esenciales de tu piel.

9. Si expones tu piel al sol con mucha frecuencia y no dejas que la quemadura anterior se cure, te pueden salir una especie de ampollas llamadas queratosis actínica, que sólo pueden ser quitadas por un doctor y es un signo previo al cáncer de piel.

10. Las personas con pecas, son más propensas a que el Sol haga que aparezcan más; aunque hay que tener cuidado que esas pecas no sean quemaduras graves de sol.

Ahora ya lo sabes, te expongas o no al sol, cuida tu piel con protector solar. ¡Comparte con tu amiga que le encanta tirarse como lagartija a tomar el sol!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*